arcanos-menores-tarot

 

Los arcanos menores, personifican en el Tarot los efectos que provocan esas causas mayores en la existencia de un ser humano a diferencia de los arcanos mayores que simbolizan los grandes cambios, las fases por las que pasa el espíritu, en definitiva: las causas de lo que nos afecta.

 

Existen 4 palos de 14 cartas y cada una posee un simbolismo profundo donde todo influye, desde la imagen que los representan hasta los colores que posee cada baraja.

 

Aunque no poseen la fuerza vital de los arcanos mayores, se adentran en los pequeños detalles, reflejando las consecuencias que éstos generan con ejemplos que reflejan nuestra vida cotidiana.

 

Los arcanos menores del tarot, se componen de cuatro series o “palos” (bastos, oros, espadas y copas), que cuenta con diez cartas numeradas del uno al diez y 4 figuras de la corte: Sota, Caballo, Reina y Rey. Estas figuras tienen la particularidad de poder representar personas que se relacionan con un cierto estereotipo o que ocupan una posición determinada. Las figuras de la corte, se denominaron originariamente en el tarot “triunfos”.

 

Aunque los arcanos menores no poseen la fuerza vital de los arcanos mayores, se adentran en los pequeños detalles, reflejando las consecuencias que éstos generan con ejemplos que reflejan nuestra vida cotidiana. Los arcanos menores del tarot, se componen de cuatro series o “palos” (bastos, oros espadas y copas), que cuenta con diez cartas numeradas del uno al diez y 4 figuras de la corte: Sota, Caballo, Reina y Rey. Estas figuras tienen la particularidad de poder representar personas que se relacionan con un cierto estereotipo o que ocupan una posición determinada. Las figuras de la corte, se denominaron originariamente en el tarot “triunfos”.

Significados de los arcanos menores del tarot.

En los arcanos menores del Tarot los colores rojos representan una situación o personalidad fuerte, apasionada y activa. Simbolizan también la fuerza vital, la impulsividad y la energía. El azul representa la espiritualidad, la voluntad y la fé. El amarillo simboliza la inteligencia, la alegría, la luz, todo lo relacionado con la mente, principalmente la comunicación. El rosa representa la vitalidad, la fecundidad física, el amor romántico o no carnal. El color verde en los arcanos menores del Tarot simboliza la fecundidad general, la vida y su capacidad de regenerarse. El blanco es la experiencia, la sabiduría, la pureza, el equilibrio, la salud y la eternidad. El negro por otra parte es la materia, lo oculto, el mal contraponiendose al bien. El naranja simboliza la carne, lo físico. Es la mediación entre el espíritu y la materia. El violeta representa la espiritualidad, el poder de transformación interior, el marrón es la rigidez.

Significados de los arcanos menores según la orientación corporal de las imágenes.

Si las figuras del Tarot están de perfil izquierdo esto significa meditación, mientras si están de perfil derecho representan acción directa y evolución. Si las figuras del Tarot están de frente esto representa la acción de reflexión. Si están de pie significan acción, mando y energía. Mientras si están sentadas representan pasividad, inercia, resistencia o acción interna.